Bienvenida

.

El año 2017, es muy fructífero en celebraciones de índole religioso para la Familia Imeldina porque hacemos presente el inicio del trienio Jubilar 2016 – 2019; 150 años de camino de Luz y Verdad de la congregación de las Dominicas de la Inmaculada Concepción, con una acción concreta en su primer año, de AGRADECER al Señor por la vida y la vocación recibida, También celebramos a nivel de Iglesia Católica los 100 años de la aparición de la Virgen de Fátima, celebración que nos invita a dirigir el corazón a María, Madre de Dios y Madre Nuestra.

  Bajo estos grandes acontecimientos se ve enmarcado las actividades educativas del presente año, que se fundamentan en la mejora de la calidad de los aprendizajes, siendo estos focos de atención de mi despacho; la mejora del Desempeño docente, que dote de oportunidades en su desarrollo profesional y que la permita tener un liderazgo equitativo en relación otros gestionar la inversión en material virtual que le brinde a las estudiantes buscar óptimos resultados en su aprendizaje.

La formación en la fé es trabajo propio de la Congregación Dominica, centrada en la persona de Jesucristo, por lo tanto, la educación resulta ser Cristocéntrica y también Mariana; seguimos formado en las virtudes que es el camino para alcanzar los valores.

Señores Padre de Familia, el binomio escuela – hogar hacen de la educación un proceso completo de la formación de la persona con el mejor perfil para competir con la sociedad de hoy, es por ello que guardemos fidelidad a la vocación de formar y construir en cada estudiante el valor a la vida y Dios como valor absoluto.

 

BUEN AÑO ESCOLAR BAJO LA MIRADA DE DIOS.

Hna. ARMIDA ARELLANO YACILA.
Directora.